Febrero 2020
Una mañana de este febrero de 2020, el exterior de nuestra sede amaneció iluminado por una luz tamizada y suavizada por la niebla pero, aún así, capaz de hacer brillar las gotas de rocío.
En ocasiones, ante situaciones como ésta, nos conmovemos...
Ocurre, también con frecuencia, que nos pasan desapercibidas, atentos a otras cosas...
También, en ocasiones, nos damos cuenta que, lo que acontece, está sucediendo ante nuestra vista…; en esos momentos puede ocurrir que nuestra mirada se amplíe y veamos entonces que el acontecer es el misterio que nos hace posible...
Cesa en ese instante todo aquello que nos ataba a los límites y que nos imponía ser lo que creemos ser.